¿Cómo tomar decisiones difíciles?
Los elementos que toda toma de decisiones difíciles debería tener.


Este episodio me tiene muy contento por varias razones. La primera de ellas es porque fue el primero que grabé junto con Jimena Dada, aka: The Coach. La segunda razón porque fue el primer ensayo grabando a distancia y la verdad es que el audio es bastante bueno (claro que puede mejorar pero no está nada mal) y la tercera es porque el tema es muy interesante para mí.

¿Alguna vez en la vida has tenido que tomar alguna decisión difícil? La verdad es que planteo la pregunta un poco mal, creo que más bien debería de ser ¿en qué momentos has tenido que tomar decisiones difíciles? La gran mayoría de nosotros lo hemos hecho o por lo menos hemos estado en alguna situación en la que tendríamos que haberlo hecho.

Cuando grabamos el episodio yo estaba pasando por una situación que consideraba algo difícil y requería hacer cosas y tomar decisiones que honestamente no eran tan sencillas para mí. En el episodio, Jimena y yo reflexionamos y discutimos nuestros puntos de vista para rescatar algunos de los elementos que nos han ayudado a poder tomar esas decisiones y no arrepentirnos de no haberlo hecho.

Los elementos que consideramos toda decisión difícil debería de tener son:

1. Dale el micrófono a tu voz interior.

Seguramente te puedes relacionar con esta idea... todos tenemos conversaciones con nosotros mismos (no te preocupes, no estás loc@) y solemos tener al famoso "hámster, Pepe Grillo, consciencia" o cualquier otro nombre con el que lo conozcas que constantemente nos está diciendo o por lo menos intentando decir cosas. 

Creo que lo primero que debemos hacer es darle el micrófono o incluso a veces el megáfono a ese Pepe Grillo para escuchar lo que tiene que decir, no necesariamente para hacerle caso el 100% de las veces pero sí por lo menos para estar conscientes del mensaje que nos quiere transmitir y evaluarlo como una de nuestras posibilidades. 

En mi caso, darle el micrófono a esa voz es muy importante porque suele tener razón entre lo que es "correcto" para mí y para mis valores.

2. Usa la línea del tiempo.

Una herramienta muy muy poderosa es movernos o cambiar nuestra perspectiva y una excelente forma de hacerlo es colocándonos a nosotros mismos en otro momento ya sea pasado o futuro y evaluar nuestra situación desde esa perspectiva distinta.

La manera en que me gusta usarla a mí en lo personal es colocándome en el futuro y pensando que este proceso que está siendo difícil y lo que implica el tomar esta decisión difícil si bien ahorita no me está gustando, en el futuro lo voy a recordar con orgullo porque seguí actuando con base en mis valores y no en contra de ellos.

Si me coloco en el pasado lo que trato de hacer es darme cuenta que no es la primera vez que estoy en una posición complicada y que entonces puedo superarlo así como superé los anteriores o tal vez incluso un poquito mejor, evitando repetir los errores del pasado.

3. Sé honesto contigo.

La tercer idea es un poco similar a la primera pero creo que tiene más que ver con ser sincero u honesto contigo. Es muy probable que no tengas sólo una voz interior si no que tengas varias, algo así como tu diablito y angelito y seguramente otras más. Cada una de esas voces tendrá una opinión distinta de lo que deberías hacer, incluso no siempre son sólo tuyas si no también de las personas que te rodean y que te darán su opinión de lo que tú deberías hacer.

Considerando entonces que habrán tantas opciones, opiniones y voces distintas, debes de poder elegir lo más sabiamente posible a la que quieres escuchar y más importante aún, a la que le vas a hacer caso. Para poder hacerlo, tienes que ser brutalmente honesto contigo, tus valores, tus creencias.

En mi experiencia y seguramente en la tuya también, la voz "correcta" implica hacer cosas MUY difíciles que además te sacan de tu zona de confort y seguridad pero que sabes que al final de cuentas, valen la pena.

4. Pregúntate, ¿quién quieres ser?

Si bien es el último punto creo que puede ser el más importante y que además engloba en cierta medida a los anteriores. Responder a la pregunta ¿quién eres? suele ser algo bastante complejo y extraño, somos mucho y en gran parte ese "mucho" se conforma gracias a lo que hacemos repetidamente.

¿Quieres ser una persona que defiende a los demás? ¿una persona que ayuda? ¿el que persigue sólo el dinero? ¿la que sale adelante sin importar las circunstancias? ¿el o la maratonista? 

Dependiendo de la persona o "tipo" de persona que quieras ser en el futuro es entonces que deberás actuar el día de hoy para que así, gracias a la repetición, te conviertas en esa persona.


Espero que disfrutes del episodio tanto como yo disfruté grabándolo pero que sobre todo, te pueda ayudar a tomar alguna decisión difícil que estés viviendo ahora o vivas en el futuro.

Recuerda que puedes enviarnos tus comentarios y retroalimentación en la sección de contacto.

Bernardo Goldfeder
¡Bienvenid@ a ahau Podcast!
Conoce un poco más acerca del propósito, nuestro porqué, cómo y qué.